LA WADA Y SU DOBLE MORAL

LA WADA Y SU DOBLE MORAL

Diciembre de 2.016                                                                        Por: Rodrigo Bernardo Ortega

 

Los humanos desde tiempos muy antiguos siempre han pretendido aumentar su capacidad y resistencia física, para lo cual han recurrido a todo tipo de sustancias. La primera documentación sobre el tema aparece en Noruega cuya mitología nos cuenta sobre sustancias para aumentar la fuerza. En Grecia habían especialistas encargados de incrementar la fuerza física de los atletas que competían en las olimpiadas e inclusive los famosos gladiadores romanos utilizaron bebidas que contenían componentes que hoy serían considerados doping.

(Ver más en: http://www.doping-prevention.sp.tum.de/es/doping-in-general/history-of-doping.html ).

El origen de la palabra doping es africano: en la antigua tribu de los Kaffir era común el uso en sus ceremonias religiosas de una bebida que llamaban “DOP”, la cual tenía un gran contenido de alcohol y fuertes efectos estimulantes, de otra parte, los Zulú, quienes son legendarios por su habilidad corredora, empleaban este dop para aumentar su rendimiento.

A finales del siglo XIX un periodista holandés de apellido De Boers fue el primero en la época moderna en utilizar el término doping para designar cualquier tipo de sustancia estimulante con el fin de mejorar el rendimiento deportivo de los atletas.

El uso del doping se detectó por primera vez en la natación, luego su empleo se extendió a deportes como el ciclismo, pesas, boxeo, atletismo y en la actualidad a la totalidad de deportes.

Ya en la siguiente centuria se popularizó el empleo de estimulantes para optimizar el rendimiento deportivo, obviamente, luego de detectar los malignos efectos para el organismo de los deportistas, comenzó un gran movimiento a fin de controlar el abuso de estas drogas, es así como el COI (Comité Olímpico Internacional) inició el control en el Tour de Francia del año 1.967 y las primeras muestras se analizaron en las olimpiadas de México 1.968.

La World Anti-Doping Agency (WADA) fue creada en el año 1.999, también conocida por sus siglas en español como AMA Agencia Mundial Antidopaje, con el objetivo de armonizar las diferentes autoridades involucradas en le control de los deportistas, generando un Código Mundial Antidopaje de uso obligatorio por todas las federaciones deportivas afiliadas. De otra parte, inició la publicación anual de una lista de métodos y sustancias de uso prohibido.

Inicialmente la WADA o AMA logró importantes avances en el control del uso de sustancias dopantes, mejorando la transparencia en las competiciones deportivas, pero en estos últimos tiempos algunos gobiernos vienen convirtiendo la WADA en un arma política, intentando desacreditar los deportistas de otros países y a la vez favorecer sus propios deportistas ocultando el uso de sustancias dopantes en sus propios deportistas, lo cual configura una doble moral realmente inaceptable. Un claro ejemplo son las hermanas Williams a quienes desde el año 2.010 recibieron autorización por parte de la AMA para el uso de drogas como oxicodona, prednisolona, prednisona y hidromorfona.

También Elena Delle Donne y Simone Biles, basquetbolista y gimnasta respectivamente, fueron autorizadas a participar en las olimpiadas de Rio 2.016, a pesar de haber dado positivo previamente.

De otra parte es importante saber que el efecto sobre el cuerpo humano de estas drogas es notorio: por ejemplo la oxicodona, analgésico de última generación, es utilizada en personas con traumas severos, o bien que han tenido que pasar por operaciones mayores, o tienen graves complicaciones oncológicas, casos en los cuales este medicamento suprime el dolor, consiguiendo eliminar las barreras que define el cerebro en condiciones de excesiva carga física, lo cual es muy útil en las competencias deportivas que exigen grandes y dolorosos esfuerzos físicos.

Durante  más de 4 años Venus Williams, con autorización de la AMA o WADA, consumió Triamcinolona, medicamento empleado en personas asmáticas con el objetivo de incrementar el volumen bronquial, lo cual en personas sanas produce un aumento en la capacidad pulmonar con una evidente ventaja competitiva frente a sus competidoras.

 

 

Ahora analicemos la historia oculta del astro de la natación Michael Phelps: en el año 2.009 en una fiesta de su Universidad fue detectado fumando marihuana y tuvo solamente una leve suspensión de 3 meses fuera de competencias. En 2.014 conducía bajo los efectos del alcohol a gran velocidad y las autoridades de su país le pusieron preso, pero la WADA o AMA le suspendió únicamente por 6 meses.

(Ver más detalles: http://www.eltiempo.com/deportes/otros-deportes/los-escandalos-del-nadador-michael-phelps-/14655476).

En a foto anterior, Phelps muestra de manera clara varios círculos rojos en sus hombros y espalda, debidos a la utilización de una técnica china llamada “cupping”, la cual proporciona una mejora en la circulación sanguínea y por tanto optimiza la recuperación muscular, con efectos similares a los que se obtienen por el consumo de meldonium.

(Ver: https://www.taringa.net/posts/deportes/19586386/La-AMA-aprobo-el-dopaje-a-deportistas-en-los-JJ-OO.html).

La historia en cambio es otra para la hermosa María Sharapova, quien desde 2.005 ha venido consumiendo el medicamento meldonium para tratar su diabetes. Resulta que solo ahora en 2.016 la WADA o AMA decidió ingresar dicha droga en la lista de sustancias prohibidas, y  aunque la deportista entregó las debidas explicaciones y demostró con sus diagnósticos previos la necesidad de emplear meldonium en su caso particular, fue suspendida, impidiéndole participar en las justas de Rio, indisponiéndola además con sus patrocinadores y afectando su impecable historia deportiva.

Es claro pues como la AMA o WADA nos presenta una doble moral: separa de las competencias a Sharapova y simultáneamente autoriza el empleo de medicamentos para enfermos en grave estado de salud a las perfectamente sanas hermanas Williams.

Pero la persecución política de la WADA o AMA no se limita solamente a la Sharapova, sino que traspasando su autoridad, suspendió a multitud de atletas rusos impidiendo su presentación en las justas olímpicas y paralímpicas de Rio de Janeiro 2.016 y además pidió al COI la suspensión de la totalidad de la representación de Rusia para los juegos. En una justa decisión, el COI entregó dicha decisión a las federaciones deportivas de cada nación y por ello los atletas rusos pudieron competir en Rio.

Pero la maligna interferencia de la WADA o AMA fue aún más allá, ejerciendo indebida presión sobre determinadas selecciones deportivas de países específicos, los cuales tuvieron que soportar controles cada semana durante las ocho semanas previas a las competencias. Por supuesto, esta indebida presión tuvo sus resultados y algunos deportistas se derrumbaron ante tanta presión psicológica.

Es razonable que la WADA o AMA sea independiente de los organismos administrativos y deportivos del sistema olímpico, con el fin de asegurar su capacidad propia de investigación, juicio y decisiones; lo que realmente resulta inaceptable es que pretenda suplantar las autoridades olímpicas, tomando decisiones de acuerdo a sus conveniencias políticas y pasando por encima de autoridades superiores.

Estos hechos deben ser conocidos y debatidos ampliamente porque esta vez le tocó a los atletas de Rusia sufrir esta persecución, pero es posible que en las próximas olimpiadas los afectados sean terceros países como Colombia o China. Como dice el dicho popular: “Hoy por ti, mañana por mi”.

Que quede claro que entendemos que el control de sustancias prohibidas es vital para mantener la vida y perfecta salud de los atletas, lo que no resulta correcto es utilizar el poder conferido como instrumento político para favorecer determinados deportistas de ciertos países, porque eso significa la vulneración de derechos de inocentes atletas y además la competencia pierde la esencia que propuso el Barón de Coubertin. De otra parte, agrede de manera directa la moral de un país en particular, afectando el orgullo que sienten los habitantes de dicho país por sus mejores deportistas, amén de los problemas psicológicos que puede infligir a determinados atletas.

Como colofón, como la cereza del pastel, ahora resulta que las federaciones deportivas dominadas por USA, tales como las ligas deportivas de basquetbol y futbol americano impiden a la WADA o AMA llevar a cabo pruebas de antidoping a sus deportistas. Otra vez pues, vemos la doble moral de los Estados Unidos: aplicar un doble rasero al mirar por una pequeña rendija sus errores locales y con una gran lupa de aumento los errores de los terceros países, sobre todo de aquellos con los cuales tiene grandes divergencias ideológicas.

One Comment to "LA WADA Y SU DOBLE MORAL"

  1. Antonio Garcia dice:

    Es importante para las federaciones hacer en sus torneos oficiales la prueba antidopaje, ya que cuando se deja pasar estos cosas los atletas abusan de sus cuerpos para tener un mejor rendimiento haciendo fraude sobre otros que con buena intension compiten en forma correcta.

La Otra Opinión – Permítase Conocerla y Evaluarla!